Monjes Budistas Birmanos

 

En Myanmar casi el 90% de la población tiene creencias budistas. Todos los varones budistas deben residir al menos dos veces en un monasterio durante su vida. Sus únicas posesiones materiales serán: una navaja, un filtro que impide a los mosquitos entrar en el agua, un paraguas y un cuenco para las limosnas.

Los monjes habitan en todo el país en sus propias comunidades. Para las familias es un honor que un hijo decida ser monje. En su cultura ser monje brinda un respeto por parte del resto de familias del pueblo.

Las comunidades budistas viven de las donaciones del resto de lugareños. Todas las mañanas salen a pedir, normalmente en fila, por todo el pueblo. Gran parte del dinero que recaudan va destinado a la educación. Entre otras cosas se utiliza para crear escuelas, ya que el gobierno no ayuda demasiado en esta tarea.

Las mujeres también pueden hacerse monjes. Sus túnicas son rosas y siguen las mismas prácticas que los varones, Por desgracia no reciben tantas ayudas.

Durante 2007, el gobierno de Myanmar decidió incrementar de manera injustificada los precios de los productos básicos. A pesar de su aspecto tranquilo y sereno, los monjes fueron los únicos que plantaron cara a los gobernantes. Consiguieron que se detuviera este proceso de encarecimiento.

facebook instragram  

No son las personas en viajar, sino los viajes
en hacer a las personas. (John Steinbeck)