Mujeres Chin

 

Las aldeas Chin se encuentran en el oeste de Myanmar. Hace aproximadamente un siglo, los príncipes Rakhine podían esclavizar a su antojo a las mujeres. Algunas de las ancianas fueron tatuadas cuando eran solo unas niñas para afear sus caras y tratar de evitar ser raptadas.

El tatuaje se realizaba utilizando una planta como tinta y una aguja. El proceso era bastante doloroso e incluía párpados y labios.  Algunas de ellas no podían comer en varios días por la hinchazón que les causaba.

Hoy por hoy esta práctica está prohibida, en unos pocos años estas mujeres desaparecerán.

facebook instragram  

No son las personas en viajar, sino los viajes
en hacer a las personas. (John Steinbeck)